top of page
Buscar

¿Estás buscando aislar tu casa? ¿Pero no estás seguro cual es tu mejor alternativa?

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de opciones al momento de buscar aislación, sin embargo, es muy difícil compararlas entre ellas e identificar cual es la mejor alternativa referente a su valor y a su eficiencia energética.


Bien sabemos la importancia de aislar nuestras casas, un buen aislante térmico ayuda a reducir significativamente los costos en calefacción y climatización al evitar que el calor se escape al exterior durante el invierno y a frenar la entrada de calor durante el verano. Si nuestra casa tiene una buena orientación y protección frente a la entrada del sol del verano podemos tener una casa con un excelente confort térmico, sin necesariamente añadir algún sistema de climatización, dependiendo claramente de la zona térmica donde nos encontremos, pero efectivamente reduce el requerimiento de energía externa.

Hay distintas variables a tener en consideración al momento de elegir la aislación de nuestra casa, pero en este texto les voy a contar de una en específico, que considero es la más relevante, y se trata de la conductividad y la resistencia térmica.


La conductividad Térmica (W/mK) mide la capacidad de los materiales para transmitir el calor a través de ellos cuando existe una diferencia de temperatura en sus caras. Es una característica intrínseca de los materiales, mientras más bajo sea este valor, el material es más aislante. Aquí te muestro la Conductividad Térmica de los principales aislantes térmicos presentes en el mercado nacional.



Revisando estos valores podemos entender que aquellos que tienen menor conductividad térmica, son los más eficientes para evitar la transmisión del calor de un lado a otro.


Productos como la fibra poliéster, el poliestireno expandido, la lana de vidrio y la lana mineral son productos que podemos encontrar en las tiendas más populares, como Homecenter, easy o en ferreterías en general. Sus valores son bastantes similares entre ellos a excepción de la fibra de poliéster que es muy popular en estos días.


Por otro lado, tenemos productos que son altamente más eficientes, pero el que encuentras en mercados más específicos, como son el poliestireno extruido y el poliuretano proyectado.


¿Pero cuál es el más conveniente en relación a precio y calidad?


Lamentablemente, estos productos son difíciles de comparar ya que no presentan las mismas condiciones de espesores y tamaños, por lo que voy a realizar un ejercicio para hacer una tabla más o menos comparativa:


Primero que todo voy a presentar cada material de manera independiente y vamos a evaluar sus valores en relación a su espesor y superficie de rendimiento:



Si miramos este cuadro, claramente la fibra de poliéster es la más conveniente, pero recordemos que su conductividad térmica es la más ineficiente. Este nos muestra únicamente el valor por superficie de rendimiento, sin embargo, debido a que sus espesores de fabricación varían tampoco podemos compararlos directamente.


Ahora voy a realizar un cuadro comparativo en relación a su resistencia térmica. La resistencia térmica (R) de un material se refiere a la capacidad del material de acuerdo a un espesor determinado de oponerse al flujo de calor, por ende, a mayor resistencia térmica, mayor capacidad de aislación.



Si revisamos ahora el material en relación a su resistencia térmica podemos ver que el poliestireno extruido es el que mejor nos funciona y el poliuretano proyectado el que peor, a pesar de su baja conductividad térmica. Pero, ¿Qué pasa si igualamos los espesores?

Claramente el material con mejor resistencia térmica es el poliuretano proyectado, sin embargo, su valor es el más elevado en cuanto al rendimiento y aun no estamos seguros de que espesor necesitaremos realmente.


¿Y qué valores de resistencia térmica son los más apropiados para el lugar donde vivo?


En el art. 4.1.10 de la OGUC (Ordenanza general de urbanismo y construcciones), encontramos la siguiente tabla correspondiente a las exigencias mínimas de acondicionamiento térmico en Chile.

(*) R100: Resistencia Térmica (m2K / W) multiplicado por 100.


Hagamos el ejercicio para la región metropolitana que es la zona de mayor población. La región metropolitana tiene 3 zonas distintas, pero Santiago centro y la gran mayoría, antes de empezar a subir a la cordillera corresponde a la zona 3.


El calor sube, por ende, la techumbre es la que tiene mayor exigencia de aislación.

Para la zona 3 se exige un R100 de 188, por lo que elaboramos la siguiente tabla en relación al mínimo exigido para techumbre:



En esta tabla podemos ver que la fibra poliéster a pesar de necesitar 3 capas de aislación sigue siendo la alternativa más económica en el caso del techo, sin embargo, considerando la alternativa para muros hay que considerar el ancho de ellos, ya que tener 16,5 cm para la aislación es bastante, e incrementarían los precios en la estructura que se requiere para soportarlo. Una estructura estándar no supera los 12,5 cm, por lo que, en ese caso, la lana de vidrio sería nuestra alternativa más económica.


Las alternativas más específicas, como son el poliestireno extruido y el poliuretano proyectado no se justifican a la hora de contar con muros de medidas estándar, sin embargo, en el caso de que tengamos una estructura menor, o para muros de hormigón por ejemplo, sería una muy buena alternativa, para lograr cumplir con los mínimos exigidos.


Cabe decir que el mínimo exigido, según la nueva ley de clasificación energética correspondería a una clasificación E, la cual equivale únicamente a un 20% de ahorro energético en referencia a una vivienda básica. Esto quiere decir que nuestra consideración para aislar una casa debiese ser prácticamente el doble, o incluso más, en referencia a la exigencia mínima planteada por el OGUC.


Las alternativas más específicas, como son el poliestireno extruido y el poliuretano proyectado no se justifican a la hora de contar con muros de medidas estándar, sin embargo, en el caso de que tengamos una estructura menor, serían muy buenas alternativas, para lograr cumplir con los mínimos exigidos.



Por último, mencionar que cada aislación también cumple con ventajas y desventajas de acuerdo a la procedencia del material, al modo de instalación, a su capacidad de resistir la humedad, etc.. cosas que también hay que tener en consideración a la hora de elegir nuestras aislaciones. Además hay varios factores también a considerar para que la casa quede bien aislada y las aislaciones bien protegidas para que duren en el tiempo, pero eso lo veremos un próximo blog.


Espero que ahora tengas mayor claridad para elegir la aislación de tu casa, si tienes alguna otra duda o comentario escríbenos y te responderemos a la brevedad.



1 Comment


Me encantó!! Super bueno :)

Like
bottom of page