top of page
Buscar

Guía básica para salir victorioso en la Auto-construcción


Encargar tu proyecto a un arquitect@ o constructora hoy en día dejó de ser garantía de un buen resultado. Me he topado con diversos casos en que los arquitectos, cuentan con prioridades muy lejanas a las necesidades reales de cada cliente, enfrentando a los usuarios finales a casas que quizás lucen muy lindas en revistas, pero son cero funcionales en su uso diario. Y para que hablar de cuando trabajamos directamente con maestros, donde les cedemos el diseño de nuestros espacios a su gusto, a lo que acostumbran a construir y al tener mayor conocimiento que uno en la obra y al estar familiarizado con las tendencias constructivas básicas tradicionales no nos permiten innovar o desarrollar proyectos un poco más complejos o de mejor calidad constructiva que nos entreguen mayor eficiencia energética.


Al empezar mi camino por la construcción, he trabajado con muchos maestros que al notar que yo era primeriza, a pesar de haber estudiado la carrera de Arquitectura, siempre me limitaban en obra a ciertos detalles constructivos donde según ellos, no existía ninguna otra posibilidad más que su alternativa. Aludían a la parte más técnica, que yo en ese entonces aún no manejaba, por lo que no era capaz de entregarle otras alternativas que podrían mejorar la calidad o la apariencia arquitectónica de las soluciones que ellos proponían. Y ya ganando experiencia, empezaba a generar un dialogo con ellos con nuevas soluciones, que quizás podían significar un poco más de trabajo o simplemente la incomodidad de hacer algo diferente, por lo que generalmente, no en todos los casos obviamente, se mostraban reacios a elaborar mis propuestas constructivas. Y creo que además se suma el hecho de que soy mujer, donde se hace aún más difícil aceptar cambios desde mi parte, en un rubro que principalmente es mucho más reconocido entre hombres y donde todos se creen expertos.


Por esta razón hago esta guía, porque si es tu primera construcción seguramente te vas a enfrentar a ciertas situaciones que con un poco de estudio, información y asesorías podemos esquivarlas perfectamente y permitirnos manejar la obra a nuestra manera.



Consejos principales


Esta guía no es una guía técnica, la parte técnica la vas a ir aprendiendo en el camino. Lo que buscamos es enseñarte a administrar la construcción, tanto en materiales, presupuestos, sistemas, detalles, como en el manejo de la mano de obra, hacerte el/la protagonista principal, con el dominio total de la obra. Básicamente ayudarte a tomar las decisiones correctas durante el proceso constructivo para obtener los mejores resultados.


1. Planificación


Para un desarrollo exitoso en la construcción, siempre es fundamental entregar el tiempo necesario para una buena planificación:


1. Terreno: Analiza bien el terreno y el lugar donde te gustaría emplazar tu proyecto. Revisa el clima, el asoleamiento, los flujos de agua, del viento, la cantidad de lluvia, las pendientes, etc. Es importante situar tu casa en un lugar estable, protegido y alejado de los flujos de agua.

2. Diseño: Lo ideal es contratar a un buen arquitecto/a, pero si no tienes la capacidad económica para contratar a uno (importante que sea bueno) puedes considerar en comprar algún diseño prefabricado por internet que más se acomode a tus necesidades. Si es tu primer proyecto te recomiendo elegir un proyecto sencillo y de pocos metros cuadrados.


3. Redes:

a. Diseña el sistema eléctrico, define los enchufes, las cajas, el tablero, la iluminación y sus puntos de encendido y apagado.

b. Diseña por donde van a pasar las tuberías de agua y alcantarillado.

c. Diseña por donde va a pasar la red de gas y dónde vas a instalar el calefón o la caldera (idealmente que quede protegido de la intemperie).

d. Piensa en tu sistema de calefacción y si necesitas redes diseña su recorrido con anticipación.

e. Si vas a instalar un sistema fotovoltaico o una red de agua solar define la posición del sistema para que sea eficiente respecto al sol y quede integrado en el diseño de la casa.

f. Revisa como van a ser y por donde las conexiones a las redes existentes o disponibles en el terreno

Para todas las redes recomiendo siempre hacer el camino más corto posible. Idealmente en el diseño definir las redes de agua relativamente cerca, para que sea la menor intervención y los sistemas pierdan menos energía en recorridos.

4. Cubicación: Aprende a cubicar, aunque sea un estimado de lo que necesitas. Normalmente las personas confían en lo que dice el maestro. Y generalmente pasa que el maestro o se queda corto o se pasa demasiado. Esto significa detener procesos, gastos y tiempo perdido en ir a comprar materiales. Suelo escuchar de amigos que le entregan esa responsabilidad al maestro que están constantemente yendo a comprar materiales porque nunca son las cantidades necesarias. Si tu aprendes a cubicar vas a poder comparar la cubicación del maestro con la tuya y de a poco vas a ir afinando el ojo para ir adaptando la cantidad de materiales. Es más importante que estés fiscalizando en la obra a que te la pases afuera comprando materiales de a pocas cantidades.

5. Cotizaciones: Compara los valores de los materiales en distintos lugares para obtener los mejores precios antes de ir a comprar.


6. Presupuesto: Elabora un presupuesto estimativo y considera siempre un delta en partidas extraordinarias. Suele pasar que los presupuestos siempre quedan cortos a lo que pensábamos inicialmente, hay muchos factores que pueden modificarlo, sin embargo, te recomiendo si estás con un presupuesto ajustado, evalúes bien el diseño y reduzcas los metros cuadrados para tener holgura con tu presupuesto inicial y no sacrificar calidad de obra. Evalúa los valores del mercado, presupuesta con los valores más altos y siempre intenta comprar en los lugares más baratos. Es muy bueno sentir que estamos gastando menos de lo que teníamos estimado.

7. Define partidas de trabajo y organiza tus compras en relación a ello para poder realizar el trabajo completo y sin intervenciones.

8. Define donde pondrás muebles para anticipar puntos en la estructura para sostenerlos en el caso que sea necesario.



2. Obra


Al igual que el primer punto, en obra siempre es importante anticiparse ante los procesos que vienen más adelante. Antes de empezar con cualquier partida es importante estudiar los procesos para empezarlos lo más informados posibles. El tiempo invertido en estudio, planificación o el dinero invertido en asesoría, puede ahorrarte mucho dinero, tiempo y energía en el transcurso de la obra, evitando la mayor cantidad de errores posibles. Te recomiendo siempre seguir estos consejos durante la ejecución:


1. Anticipa las partidas y estúdialas:

Puedes revisar tutoriales en internet para ir viendo el modo de operación de cada una de ellas. Te va a enseñar los materiales que necesitas, puedes evaluar alternativas, etc. Mientras más información tengas de cada proceso por el que vas empezando más fácil se va a ir haciendo. Y a la vez te va a entregar mejores herramientas para manejar a tu mano de obra.

2. Materiales: Estudia los materiales y sus especificaciones técnicas. Sigue al detalle las recomendaciones del fabricante.


3. Asesórate:

Durante el proceso de la obra siempre van a surgir dificultades que hay que resolver, para lo cual hay que tomarse el tiempo necesario para tener una solución idónea.

Para alguno/as se hace difícil pedir ayuda, especialmente cuando uno piensa que puede lograr todo por sí solo/a, pero existen muchas posibilidades de equivocarte si no tienes experiencia en el tema, lo cual pueden significar, tiempo perdido, costos significativos, bastante más elevados de lo que significa el tiempo o el dinero invertido en buscar distintas soluciones:


a. Ante cualquier dificultad consulta primero que todo, la solución que te entregan tus maestros. Intenta proyectarla al largo plazo y en visualizar sus posibles efectos en la obra.

b. Siempre busca una segunda opinión. Si tienes algún amigo/a arquitecto/a o constructor/a o alguien que ya se maneje en el rubro, pídele su ayuda y su opinión.

c. Si no tienes a ningún conocido intenta pagar una asesoría a algún experto en el tema.

d. O también puedes buscar alternativas de soluciones en internet, Youtube tiene infinitos tutoriales relacionados a la construcción.

e. Si es un problema relacionado con materiales acude directamente a los proveedores de las marcas.

4. Redes: No te olvides de las redes, de instalarlas a tiempo, para no tener que desarmar más adelante.

5. Especialistas: Nunca esquives los especialistas. Contrata siempre personas certificadas para el desarrollo de tus redes eléctricas, sanitarias y de gas. Esto te asegura calidad en tu sistema, eficiencia y te protege de eventuales fallas eléctricas que pueden resultar altamente peligrosas.

6. Mano de obra: Ten un buen trato con tus maestros, págales el precio justo y a tiempo, valora su experiencia y sus propuestas. No te saltes los tijerales, ya que es una tradición en Chile que los maestros valoran y esperan. Tener un buen trato con los maestros es muy importante para que respondan bien en los resultados de la construcción. Existen muchos casos en que tapan cañerías de manera intencional o hacen cosas que quedan ocultas y que afectan a la calidad constructiva de tu casa.


7. DIY: Intenta hacer lo que más puedas tú mismo/a y/o estar presente la mayor cantidad de tiempo posible para asegurar una buena calidad de la obra. Existen partidas, como las aislaciones que es esencial en que formes parte del proceso. Una aislación mal instalada hace perder mucha eficiencia al sistema propuesto.

8. Empresas especializadas: Si puedes, trabaja con empresas especializadas. Puede salir un poco más caro si lo revisas en adelantado, pero generalmente te entregan muy buenos resultados y en muy poco tiempo. Partidas como: Ventanas, puertas, revestimientos o pavimentos, pintura, mueblería, hojalatería.

9. Presupuesto: Siempre anda revisando tu presupuesto y actualizándolo para que tengas la información correcta al finalizar tu construcción y así poder analizar para una próxima.

10. Registro fotográfico: Saca muchas fotos durante todo el proceso, a la estructura, a las redes para eventualmente tener una herramienta para reconocer la posición de cada una y evitar pasarlas a llevar o para permitirte ocupar la estructura para distintas cosas en la obra.

11. Planimetría: Intenta regirte por la planificación inicial, si tienes que hacer modificaciones, revisa toda tu planificación para modificarlo, eso significa, redes, cubicación, presupuesto, etc. Tienes que volver a planificar la modificación.


3. Fechas


Otro tema muy importante, dependiendo del lugar donde quieras construir, es la fecha del inicio de la obra. Una casa normalmente puede tardar entre 8 meses a 1 año, te recomiendo no planificar menos tiempo que eso. Si te demoras menos, enhorabuena, pero lo normal es acercarse a esos plazos y si es de mayor superficie, más aún.


En las primeras partidas, sobre todo, quieres evitar las lluvias. La lluvia antes de poner el techo, puede sacrificar tus avances por inundaciones en las excavaciones, perder la resistencia en los cimientos, humedad en la madera, futuros hongos al interior de la casa, entre otras cosas. Por lo que idealmente partir en la primavera o a inicios del verano e ir revisando el clima para evitar una lluvia que venga a arruinar nuestros materiales o el trabajo que ya hemos realizado.



¿Ya te sientes listo/a para iniciarte en este rubro?

Creo haber sabido muchas de estas cosas antes de embarcarme en un proyecto de construcción personal y aun así no les tomé el peso, ni hice caso a muchos consejos que me dieron, cosa que fui reconociendo y aprendiendo en el camino, por supuesto pagando el noviciado.


Estos consejos son sólo una base para recordarte que el proceso de la auto-construcción conlleva un crecimiento personal importante, trabajar en la humildad, aprender a confiar en los demás dentro de un trabajo colaborativo, asesorarte cuando es necesario y aceptar que para algunas cosas necesitamos tener tiempo y experiencia.


No te recomiendo para nada estar apurado con plazos, tomate el tiempo necesario y entrégate a las circunstancias que se vayan presentando, siempre buscando alternativas y evaluando las mejores soluciones posibles, optando siempre por la calidad de la casa, ya que sacrificar la calidad te va a traer muchos problemas quizás incluso dentro de la obra o al corto plazo de cuando ya la estés habitando.


Te invito a probarlo y a sacar el mejor provecho de esta experiencia, agudizarás tu observación, florecerá tu creatividad, se te abrirá un nuevo mundo relacionado y además podrás ahorrar bastante viendo cada detalle tú mismo, aprovechando ofertas, quizás reciclando algunas cosas, etc.


¿Piensas embarcarte luego? ¡Coméntanos qué opinas y pregúntanos si tienes alguna otra duda!

¿y si ya tienes algo de experiencia? ¡Cuéntanos de tu experiencia y si puedes, súmanos algún otro consejo que pueda servirnos!



Comments


bottom of page